Reiki. Qué es y porqué aprenderlo. Cómo es una sesión de Reiki.

Reiki es una poderosa técnica de sanación mediante la canalización energética a través de las manos, donde el practicante actúa como canal transmisor de una beneficiosa y agradable Luz que circula por el interior de todo organismo vivo. La traducción del japonés de la palabra Reiki, vendría a ser “Energía Vital Universal”, es decir la Energía de la Vida. Está compuesta por los vocablos “Rei”, que significa Universo y “Ki” Energía. Esta Energía es obra de la creación divina universal. Por tanto no pertenece a nadie, a ningún grupo ni a ninguna comunidad o doctrina en particular. Circula por el sistema sanguíneo y nervioso.

No se crea ni se destruye. Es una fuerza de curación que restablece el equilibrio cuando se produce una disfunción energética. El practicante de Reiki, al canalizar la Energía se une a ella, lo llena con su presencia y le proporciona bienestar también a él mismo, iluminando su alma y su espíritu.

           Aprender Reiki es adoptar una serie de herramientas para manejar la Energía, siempre en la vibración positiva del Amor y la Gratitud, que son las vibraciones más poderosas del Universo, para reequilibrar la energía en nuestro cuerpo en sus tres niveles (físico, emocional y espiritual), y poderla transmitir de forma positiva e ilimitada donde queramos: a otras personas, animales, plantas, agua, alimentos, situaciones del pasado o del futuro, o lugares lejanos, y ayudar de este modo en el proceso de sanación del Planeta y todos sus habitantes. Actuando localmente para afectar globalmente.

           Reiki es sobre todo AMOR. Primero hacia nosotros mismos, como exponentes de la Energía Universal, y amor a los demás y nuestro entorno natural, cuando canalizamos esa Energía.

           Una sesión de Reiki es lo más parecido a una dosis de relajación profunda. Quien lo recibe se estira en una camilla donde permanecerá aproximadamente 30 minutos. El Reikista va colocando las manos sobre los puntos energéticos del cuerpo (Chacras), canalizando la Energía de la que hemos hablado. En mi caso concreto al integrar otras terapias, hacemos una introducción en modo de charla informal, en la que iremos desgranando el origen y soluciones de los posibles bloqueos. Hay otras formas de dar y recibir Reiki, esto es sólo un ejemplo. Te invito a que vengas a probarlo. Al terminar la sesión completa ¡sentirás un alivio inmediato!

            Los cursos de Reiki se determinan en 3 Niveles. Te recomiendo que te inicies, a mí ¡me cambió la vida! La personalización de los cursos es muy importante para mí. Esta fase de la evolución personal requiere de toda la atención y como disfruto con lo que hago, trabajo con grupos muy reducidos.

Sergi Jorquera

www.reikisitges.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *